Globered
Consigue tu propia página web

Misión Permanente Valencia

Departamento de Misiones de la Arquidiócesis de Valencia


0 0 0

LAS PEQUEÑAS COMUNIDADES ECLESIALES

Por: Mision Continental Valencia | Publicado: 25/03/2011 14:30 |


El surgimiento de las PCEs fue el fruto de un lento y costoso proceso evangelizador, primero entre los judíos y luego con los paganos. El punto de partida lo marco la circunstancia: “habían sido expulsados del templo”. Progresivamente los apóstoles comprendieron que ya no formaban parte de la antigua Ley y debían marcharse. La gran migración de Jerusalén a Roma se realizaría en medio de dificultades y persecuciones, pero las comunidades no claudicaban por ningún motivo pues sentían la presencia viva del Señor y se sabían guiados por el Espíritu Santo.

Para los apóstoles este era un cambio radical. La fuerza ya no estaba en el “Templo”. Ahora el verdadero templo de la divinidad eran los propios cuerpos de los cristianos, el cuerpo de la Iglesia. La incorporación de los nuevos cristianos por el Bautismo, “los que se iban a salvar” se daba para una finalidad específica: Extender el Reino de Dios, viviéndolo en cada Comunidad. Esta razón de ser mantenía cohesionados a los catecúmenos y junto a sus Pastores vivían ya la novedad de los hijos de Dios.

Cada Comunidad tenía una caracterización propia. La de Jerusalén, dirigida por Pedro y Santiago, se destacaba por la asistencia de sus miembros a la enseñanza, la comunión de vida y de bienes, la unidad en la fracción del Pan y en las oraciones. La de Antioquia y Corinto por la evangelización entre los paganos hasta convertirse en modelo de comunidades vivas que asumen el reto evangelizador.

Comenta